Cuentos cortos para dormir: ¿DE QUÉ TAMAÑO ES LA BONDAD?

Cuentos cortos para dormir: ¿DE QUÉ TAMAÑO ES LA BONDAD?

Hace mucho tiempo, en los días en que los animales y las personas podían hablar entre sí y entenderse, un cazador salió a cazar. A poco de andar, oyó un extraño ruido y se detuvo, El sonido provenía de un agujero en el suelo, era una ratita que se había caído en un hoyo y no podía salir.
– ¡Ayúdame! –- Por favor, bondadoso señor
El cazador la ayudo a salir.
– Gracias – dijo la rata- Me hubiera muerto de hambre allí dentro. Hombre bondadoso, si alguna vez puedo ayudarte, lo haré.
El cazador se rio de la rata ¿Tú ayudarme a mí? ¿Una cosita tan pequeñita como tú?
– Ya veremos – dijo la ratita. Y con una inclinación de cabeza, se escurrió por el camino.
El cazador siguió su camino también. pero no había ido aún muy lejos, cuando empezó una tormenta y corrió hasta una cueva para refugiarse. Una vez adentro, se acomodó para comer la vianda que llevaba con él.
De pronto, un enorme león que estaba entrando.¡Estaba atrapado!
– Ah… buen día, león – dijo el cazador con amabilidad- ¿Ésta es su cueva? No era mi intención quitársela. Yo sólo estaba aguardando a que la lluvia parara. pero seguiré mi camino .
– ¡No!- rugió el león- ¡Quédate! Come tu comida. Y luego, te comeré yo a ti.
El cazador pensó que ése iba a ser seguramente su fin, cuando de pronto se escuchó una risa que resonó por toda la caverna.
– ¡Oh, si! – dijo una profunda y terrible voz- El cazador comerá su comida. El león comerá al cazador. Luego, yo me comeré al león.
– ¿Quién eres tu? – preguntó el león mirando para todos lados.
– Soy el terrible matador de leones- Apúrate león, así yo podré comerte a ti
El león corrió fuera de la cueva como un cachorro asustado
El cazador recogió su arco y agradeció a la extraña voz, pero se sorprendió al darse cuenta que se trataba de la ratita que había salvado y que uso el eco de la cueva para asustar al león.
– Oh, mi inteligente amiga, perdóname por burlarme de ti. Puede que tú seas pequeña, pero yo debería haberme dado cuenta de que la inteligencia y la bondad no pueden medirse.

Tomado de la pagina:
http://www.7calderosmagicos.com.ar/Druida/Leyendas/

Te has preguntado: ¿DE QUÉ TAMAÑO ES LA BONDAD? Esta hermosa leyenda africana, nos enseña que todos tenemos algo que dar. No importa tu tamaño, pues aun los pequeños tienen el más corazón grande. ¡Feliz noche! www.alquimiadevida.co psicoterapia Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *